La Sentencia de 14 de Marzo de 2013 del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, declara que la legislación española menoscaba los derechos de los consumidores, al no permitir la suspensión del procedimiento de ejecución hipotecaria hasta que el juez resuelva si las cláusulas son abusivas o no.

Publicado: 14 de Marzo de 2013